lunes, 20 de marzo de 2017

Recettear: an item shop´s tale

FICHA TÉCNICA
  • Título: Recettear: an item shop´s tale
  • Género: rol, indie
  • Desarrollador: EasyGameStation
  • Editor: Carpe Fulgur LLC
  • Fecha de lanzamiento: 10 de septiembre de 2010
  • Sinopsis: Recettear nos relata la historia de una pequeña tienda de objetos, la chica que habita en ella y el hada que puso su vida patas arriba. Recette Lemongrass tendrá que encargarse de una tienda de objetos construida dentro de su propia casa para poder pagar un préstamo que pidió su padre y que jamás devolvió. Y Tear, su recién encontrada hada "acompañante", ¡no aceptará un no por respuesta! Como Recette, tendrás la difícil tarea de decidir cómo conseguirás tus mercancías (ya sea en el mercado del pueblo o bien aventurándote en el exterior junto con un amigo para combatir bestias hasta que éstas te den lo que buscas), cuántas cosas venderás, qué aspecto tendrá la tienda y cómo encontrar la mejor manera de conseguir el dinero que Tear necesita para saldar la deuda. Si no logras reunir el dinero... bueno, ojalá te guste vivir en una caja de cartón.

OPINIÓN PERSONAL

Lo que en un principio parecía un juego que no iba a tener entretenimiento ninguno, se convirtió en un vicio increíble. Recettear es un juego en el cual eres Recette, una chica súper kawaii que se queda sola al frente de la tienda de objetos de su padre y, mediante la compra y venta, debe saldar las numerosas deudas que ha dejado. Esta tienda es la típica que te encuentras cuando juegas, es decir, en ella te puedes encontrar armas, comida, ropa… y la consigues viajando a diferentes dungeon y llevándote todos los objetos que encuentras.

A mí me encantó la verdad porque cada vez que consigues pagar una parte de la deuda te anima a seguir con el proyecto y sientes que tienes la responsabilidad de hacerlo.

Los gráficos en este juego son preciosos, súper anime, con unos personajes súper bien diseñados y que visualmente son muy atractivos para el jugador. Los podemos ver de dos modos diferentes: cuando están hablando vemos su diseño con mucho detalle y cuando estás en movimiento se ven en chibi, lo que hace acrecentar su adorabilidad.

El diseño de los enemigos también es muy bonito. Te puedes encontrar desde bolitas de colores que te atacan a animales como conejos o ratas que te harán complicado el moverte por las diferentes dungeon a las que tienes que viajar para conseguir los objetos que luego venderás. Si te gusta el anime y el manga este juego hará las delicias del jugador porque verá que está ajustado a su gusto.

La música y los diferentes sonidos están súper bien adaptados a un juego de estas características. La banda sonora no es muy amplia, pero tampoco es necesario; ambienta el tiempo que pasas en la tienda y luego cuando viajas a las dungeon te encuentras con una música mucho más movida que motiva que el jugador se anime a pelear con los diferentes enemigos y jefes, los cuales tienen su propia música también.

Además, dependiendo de la dungeon (ya sea exterior o interior) tiene diferente música. He de confesar que mi favorita es la música de exterior porque conjunta perfectamente con los diferentes momentos con los que te encuentras a lo largo del juego.

La jugabilidad de Recettear es fácil. Cuando estás en la tienda tienes que atender a las diferentes solicitudes de la gente, cuando más te acerques y aciertes más dinero ganarás y más clientes fieles tendrás, por eso es importante viajar a las dungeon mucho y pasearte por el pueblo para hacer conocida tu tienda. También tendrás que tener en cuenta el horario, ya que dependiendo de lo que hagas consumirás más o menos parte del día.

En las dungeon la cosa cambia. Te acompaña un personaje (al que tendrás que equipar con tu mejor equipo para conseguir mejores cosas en las dungeon) para que se encargue de eliminar a los enemigos y tu irás detrás recogiendo los diferentes objetos que irán dejando los enemigos neutralizados. 

Es fácil, sencillo e intuitivo, lo que es genial porque pillas la dinámica enseguida y te metes súper rápido en el mundo.

La historia del juego es sencilla. Como he comentado Recette se queda sola al frente de la tienda y Tear le ayuda a conseguir cumplir los diferentes objetivos para poder pagar la deuda enorme que le ha dejado su padre. La sencillez de la historia hace que no se haga tediosa y que te centres en el objetivo, si bien es cierto que a medida que Recette interactúa con las diferentes personas del pueblo se encuentra con algunas historias, éstas apenas ocupan tiempo y no afectan mucho al objetivo principal, lo cual está bien porque demasiado tienes con tener que pagar la dichosa deuda. A veces lo pasas mal, sobre todo si no cumples con los plazos establecidos, ya que eso tendrá consecuencias que la pobre Recette tendrá que soportar… pero eso no lo queremos, y hacemos todo lo posible por ayudarla.

Recettear es un juego genial, adictivo, precioso… lo tiene todo porque además tiene mucha jugabilidad aún después de haberte pasado la historia principal. Quizá el único punto negativo es que está en inglés, lo cual dificulta bastante a la gente que no se desenvuelve con este idioma a meterse en este juego y con ello puede perder mucho potencial de público, pero bueno, la mayoría de los juegos están en inglés así que también es una buena oportunidad para ponerse con el idioma de Shakespeare a tope.




1 comentario:

  1. ¡Holaaa! Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aqui ;)
    No conocía este libro pero por lo que nos cuentas en la reseña tiene una pinta estupenda y puede que me guste mucho así que me lo llevo apuntado por si puedo leerlo ;)
    Muy buena reseña!!
    Un beso y nos leemos <33
    Te dejo mi blog por si quieres pasarte http://deliriumnervosa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar