El temor de un hombre sabio

FICHA TÉCNICA
  • Título Original: The Wise Man´s Fear. The Kingkiller Chronicle: Day Two
  • Autor/Autora: Patrick Rothfuss
  • Editorial: Plaza Janés
  • Sinopsis: “Músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y asesino. Kvothe es un personaje legendario, el héroe o el villano de miles de historias que circulan entre la gente. Todos le dan por muerto, cuando en realidad se ha ocultado con un nombre falso en una aldea perdida. Allí simplemente es el taciturno dueño de Roca de Guía, una posada en el camino. Hasta que hace un día un viajero llamado Cronista le reconoció y le suplicó que le revelase su historia, la auténtica, la que deshacía leyendas y rompía mitos, la que mostraba una verdad que sólo Kvothe conocía. A lo que finalmente Kvothe accedió, con una condición: había mucho que contar, y le llevaría tres días. Es la mañana del segundo día, y tres hombres se sientan a una mesa de Roca de Guía: un posadero de cabello rojo como una llama, su pupilo Bast y Cronista, que moja la pluma en el tintero y se prepara a transcribir” (http://www.casadellibro.com)

OPINIÓN PERSONAL

Después de haberme leído El nombre del viento la verdad es que no encacaraba su segunda parte con demasiado optimismo. No porque el libro fuese horrible o la historia mala, la culpa de mi desgana era el propio Kvothe. En el primer libro de la colección el protagonista de la historia me pareció un idiota, un egocéntrico y un tipo al que todo le salía bien y era apto para cualquier disciplina. 

Después de que me insistieran, empecé el segundo volumen y lo cierto es que debo quitarme el sombrero ante el genial Rothfuss, ha sido capaz de reconducir un poco al “chico perfecto” y ponerlo en su sitio, no es que Kvothe haya dejado de ser un creído, es que el personaje ha evolucionado y el escritor le ha limado un poco las asperezas. 

Además, en El temor de un hombre sabio pasan infinidad de cosas, conocemos muchas partes del mundo, además de la universidad u otros lugares ya comunes para los que nos hayamos leído el primer libro de la trilogía. Kvothe vive muchas aventuras en su querida universidad, pero también sale al mundo y pasa infinidad de calamidades a kilómetros de distancia.

Creo que es en esta parte de la historia cuando el pelirrojo arcanista empieza a convertirse en leyenda y a vivir hechos que harán cambiar, en cierta medida, su forma de ver el mundo. Aprende muchas cosas, y la forma en la que está escrita esta segunda novela deja entrever lo ingenuo que el protagonista era en esos momentos, un adolescente. Como se supone que él es quien cuenta la historia (no quiero dar más detalles para quien se enfrente a esta saca por primera vez) es capaz de verse con la patina de realidad que dan los años y hasta censurarse.

Por otro lado, nos reencontramos con personajes tan queridos como Sim y Wil, la hermosa Fela o la diabólica Devi, aunque también con los duros maestros de Kvothe o la enigmática Denna, a la que no tengo ningún respeto, la verdad. Aunque también tenemos nuevos personajes que harán las delicias de los aficionados y que a los que nos hemos reenganchado nos hacen querer seguir con la trilogía.

Sobre el modo de escribir de Rothfuss, el autor sigue con su estilo directo y sin florituras, con su capacidad de engancharte un poco más con cada página. Tiene unas ideas magníficas y además ha sabido crear un mundo coherente y creíble. La única pega que le pongo es la cantidad de interludios (cuentan el contexto en el que se escribe la historia, porque lo de los días del título viene a ser el tiempo que tarda el propio Kvothe en contar su historia) y la verdad es que preferiría que le dieran más bombo al pasado. Pero no me quejaré, altamente recomendable.

Nota: 9 Adictiva, fascinante, entretenida. Simplemente, mágica.


Comentarios