Live Actions

Este mes hemos querido dedicar nuestro especial a los live action. Como muchos de vosotros ya sabréis, se trata de llevar a la imagen real las historias de algunos mangas o animes. Algunas de estas adaptaciones lo han conseguido con más éxito que otras, pero han sido muchos los personajes de series animadas que se han convertidos en actores de carne y hueso. Al ser tantas, hemos decidido hacer un pequeño homenaje a algunas de nuestras favoritas. Os animamos a hablarnos de las que más os gustan a vosotros, queremos con compartáis con nosotras vuestras impresiones, no os cortéis.

HANA YORI DANGO: Sin lugar a dudas, el dorama basado en el manga y anime Hana Yori Dango (No me lo digas con flores en su versión española) de Kamio Yoko es uno de los live action más emblemáticos de toda la historia. Protagonizada por Innoue Mao, Matsumoto Jun, Oguri Shun, Matsuda Shota y Tsuyoshi Abe cuenta la historia de Makino Tsukushi, una chica de clase pobre que obtendrá una beca para estudiar en uno de los institutos más prestigiosos de Japón. 

El Eitoku Gakuen está bajo el poder del F4, un grupo de cuatro chicos que ostenta el poder en la escuela: Domyoji Tsukasa, el heredero de una de las compañías financieras más grandes del mundos, Hanazawa Rui, el introvertido heredero de una gran empresa, Nishikado Sojiro, el mujeriego heredero de un imperio de té ceremonial y Mimasaka Akura, el hijo de un clan Yakuza venido a más. Un día les hace enfadar y se gana su enemistad, lo que además de meter a Tsukushi en muchos problemas hará que despierte los sentimientos del más rudo de los cuatro, el temible Domyoji Tsukasa.

DETECTIVE CONAN: Oguri Shun se mete en la piel de Kudo Shinishi, el detective adolescente de todos los tiempos. Si Detective Conan (de Aoyama Gosho) cuenta la historia de Shinishi al verse convertido en un niño que resuelve crímenes conocido como Edogawa Conan, las dos películas de carne y hueso que se han grabado nos cuentan dos historias con Shinishi en su cuerpo real. 

La primera (Detective Conan: El Reto Escrito De Shinichi Kudo) se grabó con motivo del décimo aniversario de la serie y es una precuela, cuenta lo que ocurrió antes de que el chico se convirtiese en el pequeño detective. Está protagonizada por el propio Shun, Kirokawa Tomoka (como Mori Ran), Jinnai Takanori (como Mori Kogoro) y Nishimura Masanhiko (como Suzuki Sonoko). Mientras que la segunda (El retorno de Shinishi Kudo) cuenta un caso en el que Conan vuelve a convertirse en Shinishi y debe resolver un asesinato. Aquí aparece por primera vez la Organización Negra, una de las señas de la serie original.



RUROUNI KENSHIN: Una de las series más míticas de la historia del manga y el anime también ha tenido su propio live action. En concreto, tres películas protagonizas por Sato Takeru. En la primera de las películas basadas en el manga de Watsuki Nobuhiro cuenta como el antes conocido como Battousai el carnicero conoce a Kamiya Kaoru (a la que da vida Takei Emi) y muchos de los personajes que conforman el universo de la serie como Sagara Sanosuke (Munetaka Aoki), Takani Megumi (Aoi Yu) o Myojin Yahiko (Tanaka Takeo) y deberá enfrentarse con Udo Jine (Kikkawa Koji).

En la segunda película, Rurouni Kenshin The Great Kyoto Fire Arc, aparece el Némesis de Kenshin: Shishio Makoto (Fujiwara Tatsuya), al que el samurai deberá enfrentarse para defender a sus amigos. Hajime Saito (Eguchi Yosuke), antiguo capitán de los shinsengumi embarca al antiguo asesino en una misión para acabar con el que fuera otro de los grandes samurais de su época al que todos creían muerto al ser quemado vivo. En la tercera, The legend ends, Kenshin acude a su maestro para que le enseñe la técnica definitiva con la que acabar con Shishio, que se ha llevado a Kaoru consigo. 

DEATH NOTE: Death Note es otra de esas series que fueron capaces de hacer vibrar a miles de seguidores del manga y el anime, por ello no es de extrañar que también contase con su versión con personas de carne y hueso. Basado en el manga homónimo de Tsugumi Ohba y Takeshi Obata, las películas se centran en Yagami Light (Mamoru Miyano), un universitario que encuentra una libreta en la que escribe el nombre de cualquier persona y esta muere.

Como en la serie animada y el manga, L (Ken'ichi Matsuyama) es su contraparte, un investigador un tanto peculiar con el que se traerá una guerra psicológica que tiene en vilo a toda la población durante mucho tiempo. Las dos primeras películas (Death Note y The Last Name) son muy similares a la serie (con algunos cambios) y la tercera está basada en la novela con el mismo nombre.



LIAR GAME: En este caso, al menos de modo habitual, suele ser más conocido el live action que el manga en el que se basa. La historia se centra en Kanzaki Nao (Erika Toda), una estudiante universitaria muy honesta y leal. Cuando la invitan a un macabro juego conocido como Liar Game en el que se juega una fortuna. Para ayudarla a salir del embrollo se pone en contacto con un genio del engaño al que han encarcelado por su participación en una estafa a una multinacional: Akiyama Shinichi (Matsuda Shota).

En la serie basada en el manga de Shinobu Kaitani el juego psicólogico, el engaño y las trampas se convierten en protagonistas. Mientras Nao se interna cada vez más en el peligroso juego, Akiyama debe de sacarla de los problemas una y otra vez. Con tintes a medio camino entre Death Note y Code Geass Liar Game consta de dos temporadas y dos películas (The Last Stage y Reborn) Aunque en la última de ellas ya no aparece Kanzaki Nao, que es sustituida por Shinomiya Yu (Tabe Mikako). 


POR VENIR: FULLMETAL ALCHEMIST: Hace unos días se supo que una de las series que más ha encandilado al público en los últimos tiempos tendrá una película live action. Medios de todo el mundo han asegurado que en agosto comenzará el rodaje de la película en Italia y que Ryosuke Yamada tendrá todas las papeletas para ponerse en la piel de Edward Elric. La cinta la dirigirá Fumihiko Sori y no han trascendido muchos más datos, solo que podría estrenarse en Japón el año que viene. 

Fullmetal Alchemist cuenta la historia de los hermanos Edward y Alphonse, que utilizaron la alquimia de un modo que no debieron y ambos tuvieron que pagar las consecuencias, uno con su brazo y otro con todo su cuerpo. Desde entonces luchan sin cesar por recuperar lo que perdieron. 


Comentarios