Navidades a la japonesa


La Navidad está a la vuelta de la esquina y por ello dedicamos nuestro último especial de Japón del año, precisamente, a explicaros como pasan estas fiestas las personas que viven allí. Aunque es una fiesta claramente occidental, los japoneses han adoptado la costumbre aunque, en lugar de copiarnos, han optado por crear también nuevas tradiciones. Según explican los compañeros de Japonismo, hay algunas que son muy curiosas, como comer en Kentucky Fried Chiken (KFC), ¡como lo leéis!, o preparar un Christmas Cake, ¿queréis saber un poco más? Pues seguid leyendo.
Empezaremos hablando de las tradiciones que han adoptado los japoneses del mundo occidental. La primera de ellas es adornar la ciudad con luces navideñas. Las ya de por sí iluminadas ciudades japonesas se engalanan con árboles de Navidad, estrellas y cualquier cosa relacionada con estas fiestas, lo que se une a las compras, que son abundantes. Pues en Japón, como en los países occidentales por mucho que pretendan vendernos lo contrario, la Navidad tiene un carácter comercial. 

A pesar de que en el país nipón cuenta en su religión con el monje budista Hotei-osho, uno de los siete dioses de la buena suerte, que reparte regalos a los niños que se han portado bien, cada vez se está imponiendo más Santa Claus. De hecho, en Japón la Navidad es una fiesta que está dedicada (como en el resto del mundo) a los niños, pero también a las parejas jóvenes y esta es una de las diferencias que se nos presentan en el país respecto a Occidente.

Si habéis visto algún anime o dorama que haya tratado temas navideños os habréis dado cuenta la importancia que le dan las parejas jóvenes a esta fecha pues tiene un claro carácter romántico. En el dorama Tatta hitotsu no koi, por ejemplo, la protagonista y su mejor amiga se prometen que no volverán a pasar unas navidades sin novio y que compartirán el pastel de Navidad o Christmas Cake con un chico especial. Si, en Japón tienen una tarta de Navidad.


La tradición consiste en tomarse un precioso y delicioso pastel de nata y fresas el día 25 de diciembre y tiene un carácter muy romántico. Puede ser un muy buen postre después de lo que se considera una comida navideña en Japón: irse a comer a KFC. Bien lo hacen en Nochebuena, Navidad e incluso en San Estebán, es una tradición que parece haber llegado en la década de 1970, cuando algunas personas de fuera de Japón, por añoranza, acudieron al emblemático restaurante a celebrar su Navidad en busca de algo parecido al pavo y los japoneses decidieron imitarlos. KFC vio un filón y ya se ha convertido en tradición, aunque no todos puedan celebrar la fiesta porque en Japón, de momento, aún no es festivo el 25 de enero. 

Y vosotros, ¿cómo vais a pasar estas fiestas? Desde el Desván de Casiopea y Andrómeda aprovechamos para desearos lo mejor para esta época: que comáis muchos dulces, os hagan muchos regalos frikis y os rodeéis de los que más os quieren. Volveremos el año que viene con muchas cosas nuevas y esperamos que sigáis estando aquí. Mil gracias por todo el cariño.

¡Feliz Navidad y próspero año nuevo a todos!

Comentarios