Beetlejuice

¡Beetlejuice, Beetlejuice, Beetlejuice! ¿quién no ha dicho esto alguna vez esperando que el bueno de Bitelchús apareciera ante nosotros? Creo que todos cuando éramos pequeños lo hemos hecho alguna vez con frustrante resultado. Por eso, porque ha formado parte de nuestra infancia se merece un homenaje.

Beetlejuice (literalmente, en inglés, «jugo de escarabajo», titulada Bitelchús en España y Beetlejuice y Beetlejuice: El Súper Fantasma en Hispanoamérica) es una película estadounidense dirigida por Tim Burton y estrenada en 1988. 

El film mezcla los géneros de la comedia y la historia de fantasmas y está protagonizada por Beetlejuice, un personaje inventado por Burton. Beetlejuice, de un delirante humor negro, fue un gran éxito en el año de su estreno, recaudando hasta 73 millones de dólares tan sólo en Estados Unidos.

Pero, ¿quién es Beetlejuice? Es un difunto que vive en el no mundo, recreación del mundo real según la visión de los muertos. Beetlejuice trabaja precisamente como «exorcista de los vivos» (autodenominado «bioexorcista»), es decir, ayuda a los fantasmas a echar de su hogar, o de cualquier otro lugar, a cualquier ser vivo que les pueda molestar. Beetlejuice fue concebido como un hombre sucio, grosero y pícaro, cuya idea de una buena alimentación son las cucarachas; va desaliñado, su mejor gala es un anticuado traje a rayas y es capaz de transformarse o de desfigurar su cuerpo a su antojo en las más diversas y grotescas formas.

Os voy a recordar el argumento de la película por si alguien no se acuerda. Adam (Alec Baldwin) y Barbara (Geena Davis) mueren en un accidente de coche poco tiempo después de estrenar su nueva casa. Los nuevos propietarios son los Deetz: Charles Deetz (Jeffrey Jones), su mujer Delia Deetz (Catherine O'Hara), que interpreta a una extravagante escultora, y la hija de Charles, Lydia Deetz (Winona Ryder), en el papel de una sombría muchacha que detesta a su padre y a su madrastra. Lo que los Deetz no imaginan es que Adam y Barbara, convertidos ya en fantasmas, están molestos con su llegada y, por accidente y sin desearlo verdaderamente, le piden ayuda a Beetlejuice (Michael Keaton), un desagradable, gritón y chapucero bioexorcista que utilizará sus poco recomendables métodos para echar a los vivos (los Deetz) de la casa. Esto es solo el comienzo de una delirante película que hace las delicias de los amantes del humor negro y las historias grotescas.

La serie de dibujos

El personaje de Beetlejuice fue llevado en la década de los noventa a la pantalla de televisión a través de una serie de dibujos animados de 109 episodios, realizada por Nelvana. La serie fue emitida en ABC desde el 9 de septiembre de 1989 hasta el 6 de diciembre de 1991, logrando mantener la popularidad de este personaje, convirtiéndolo en una figura de culto para muchas personas debido a su humor irreverente, sus imaginativas situaciones y su ambiente lúgubre, con el estilo de su creador Tim Burton. Posteriormente fue recuperado para Fox, Nickelodeon y Cartoon Network.

Paralelo a su éxito a partir de 1991, la serie comenzó a ser transmitida en varios canales de televisión abierta de América Latina, así como en Europa y Japón. Para Latinoamérica, el doblaje fue producido en Venezuela de la mano de la productora Venevisión. 

Es considerada una serie animada que también innovó al usar en ciertos momentos elementos CGI, siendo todo un éxito simultáneamente para las áreas ya mencionadas.

Con el paso del tiempo Beetlejuice se ha convertido en un personaje de culto y uno de los más reconocidos de Tim Burton. En los últimos meses hay rumores sobre una segunda película, aunque según Burton esta no sería una secuela. Aún no sabemos muy bien a que se refiere el reconocido director.

Sin embargo si ha confirmado que utilizará personajes de la película original. Aún no se sabe nada, pero si es cierto que Burton tiene en su mente esta película y más pronto que tarde esta película se hará realidad para delicia de sus fans.


Comentarios