Daniel Radcliffe


El actor del que os voy a hablar este mes es muy especial para mí, ya que forma parte de mi vida desde joven y le sigo desde hace muchos años a raíz de su interpretación del que es, hasta la fecha, mi personaje literario favorito. Os hablo de Harry Potter. Os hablo de Daniel Radcliffe.

Quizás para muchos no sea buen actor, esté sobrevalorado o que le falta mucho carisma para llegar a ser un actor importante, pero a mí eso no me importa porque, no solo su trabajo como Harry Potter me pareció excelente además tuve la oportunidad de verle en directo en Nueva York en su papel en Equus y he de decir que me encantó y que en aquella época me pareció que había madurado mucho y que iba a irle muy bien. Y lo cierto es que no me he equivocado.

Inicios en la actuación

Daniel en su papel de David Copperfield
Radcliffe expresó su deseo de actuar con cinco años y seis meses, sin embargo, su carrera profesional no comenzó hasta cinco años después.

A los 9 años le llegó la oportunidad de encauzar su vocación por las artes dramáticas ya que un agente de casting amigo de su familia sugirió que audicionara para un papel en televisión; Daniel, con el permiso de sus padres, decidió asumir el reto ya que no era un estudiante destacado ni estaba demasiado interesado en la escuela. Tras cinco audiciones consiguió el papel y en diciembre de 1999 hizo su debut en el telefilme David Copperfield para la cadena televisiva BBC. Allí, Radcliffe dio vida al protagonista en su etapa infantil. La película –dividida en dos partes– contó con la participación de Maggie Smith e Imelda Staunton, conocidas intérpretes británicas con las cuales luego trabajaría en la saga Harry Potter. La productora del proyecto, Kate Harwood, declaró sentirse sorprendida y explicó porque: “Posee una particular naturalidad e inocencia. La cámara lo adora.”

Su siguiente trabajo llegó en 2000 con El sastre de Panamá, donde interpretó a Mark, el hijo mayor del matrimonio al que dan vida Geoffrey Rush y Jamie Lee Curtis. Durante el rodaje de ese pequeño papel, Lee Curtis se enteró de que la película Harry Potter y la piedra filosofal se hallaba en etapa de pre-producción y animó al muchacho a presentarse a las audiciones. Sus padres pensaron que sería un proceso demasiado duro y frustrante en caso de fracasar, así que no se lo permitieron. Aun así, el productor del proyecto cinematográfico, David Heyman, lo vio en un vestíbulo durante la representación de la obra Stones in His Pockets en Londres. Durante el descanso se acercó a hablar con el niño y su padre –a quien ya conocía– e insistió en que el muchacho se presentara a las audiciones; ante la renuencia de los padres, Heyman prometió al matrimonio que protegería al chico del acoso de los medios en caso de que fuera elegido. En agosto de 2000 –después de varias audiciones por las que pasaron cerca de cuarenta mil aspirantes– Radcliffe consiguió el papel protagónico en el largometraje dirigido por Chris Columbus. J. K. Rowling, autora de las novelas en que se basan las películas, declaró sentirse contenta por la elección del joven: «Luego de ver la prueba de cámara de Dan Radcliffe no puedo pensar que hubiesen encontrado un mejor Harry para tal película».

La saga de Harry Potter

Harry Potter y Las Reliquias de la Muerte Parte 2
Desde que se anunció su participación en la serie cinematográfica, Radcliffe ha participado en todas las adaptaciones de las novelas de J. K. Rowling. Con respecto a su experiencia en el rodaje de estos primeros episodios, el actor contó que él y sus compañeros se sentían como niños en un parque temático ya que jugaban en los decorados y hacían bromas pesadas al resto del equipo.
Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004) puso al actor bajo las órdenes del realizador mexicano Alfonso Cuarón, con quien manifestó sentirse a gusto trabajando ya que lo ayudó a expresar en su actuación la transición que sus personajes experimentaban, para lograrlo, el nuevo director le indicó que viera la película Los 400 golpes de François Truffaut y que escuchara música de bandas como Sex Pistols ya que eso le ayudaría a exteriorizar el estado de rebeldía que Harry experimentaba en su paso a la adolescencia. Además, esta cinta le permitió trabajar con el actor Gary Oldman, uno de sus intérpretes favoritos

Harry Potter y el cáliz de fuego (2005, Mike Newell) fue su siguiente participación en la serie, entrega en la cual su personaje se veía inmerso de lleno en los problemas de la adolescencia al mismo tiempo que se enfrentaba a la resurrección de su enemigo y a la muerte de un compañero de escuela. Poco tiempo después de estrenarse el cuarto largometraje, Radcliffe comunicó sus sospechas sobre la posible muerte de su personaje. En repetidas ocasiones a lo largo de los años el actor reafirmó sus suposiciones agregando que deseaba interpretar una escena donde el personaje muriese.

Harry Potter y la Orden del Fénix (2007, David Yates) es, según declaraciones del actor, su película favorita por varias razones, entre ellas por haber trabajado con Yates, por las exigencias actorales que supuso el proyecto y por el elenco con el cual compartió pantalla. «Cualquier escena junto a Imelda Staunton y Gary Oldman ha sido increíble, sólo por el hecho de que es brillante trabajar junto a ellos» declaró el actor. Su interpretación recibió algunos comentarios elogiosos que destacaron su maduración como actor frente a sus anteriores trabajos.

En marzo de 2007 Daniel confirmó su participación en las restantes adaptaciones, Harry Potter y el misterio del príncipe –estrenada en julio de 2009– y Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, cuya primera parte fue estrenada el 19 de noviembre de 2010 a nivel mundial, mientras que la segunda entrega lo hizo el 15 de julio del 2011, todas ellas bajo la dirección de David Yates.

Teatro

La controvertida Equus
En diciembre de 2002, Daniel Radcliffe recibió una invitación para participar como invitado en la obra The Play What I Wrote, que se llevó a cabo en un teatro del distrito West End y que fue dirigida por Kenneth Branagh.

En 28 de julio de 2006, bajo fuertes rumores, la publicista de Radcliffe confirmó la participación del actor en la obra de teatro Equus de Peter Shaffer; su personaje sería Alan Stang, un chico que acaba en un psiquiátrico después de herir a seis caballos. La pieza, un oscuro drama psicológico sobre la pasión y el poder castrador que la sociedad ejerce sobre un individuo en desarrollo, había causado algo de revuelo en su estreno de 1973 por su temática y sus escenas impactantes. Según algunos tabloides ingleses, la elección de este papel causó numerosas críticas de los padres de los seguidores de Harry Potter, en especial cuando se hicieron públicas las primeras fotografías promocionales de la obra en las que Daniel aparecía semidesnudo con la actriz Joanna Christie; además, otras exigencias del libreto como el tener que fumar, insultar y hacer un desnudo frontal también espolearon las opiniones negativas. No obstante, tanto la publicista de Radcliffe como el actor declararon que la elección del papel no fue hecha para alejarse del personaje Harry Potter sino para expandir la carrera del actor. El intérprete hizo la siguiente declaración respecto de su nuevo papel: “Esto es un sueño hecho realidad. Alan Strang es un personaje increíblemente complejo y oscuro, y me siento honrado de que se me haya encargado interpretarlo, además de trabajar junto a Thea Sharrock y Richard Griffiths.”

La obra se estrenó el 27 de febrero de 2007. La misma terminó recaudando 2 millones de libras y debió extender sus funciones dos semanas más de lo acordado, hasta el 9 de junio del 2007. El actor recibió numerosas críticas positivas por este trabajo y, a pesar de rumores difundidos por el tabloide Daily Mail sobre el descontento de Warner Bros. –productora de las películas de Harry Potter–, Radcliffe no fue desvinculado del papel que lo hizo famoso, recibiendo el apoyo de la productora en este emprendimiento.

Debido al éxito de la puesta en Londres, la producción decidió trasladar la obra a Broadway, Nueva York; la misma que se estrenó el 25 de septiembre de 2008. Radcliffe declaró sentirse nervioso por repetir el papel en Broadway, ya que en su opinión el público neoyorquino es más perspicaz que el londinense. La obra, que estuvo en cartel hasta el 8 de febrero de 2009, recibió una buena acogida por parte de la crítica norteamericana destacando las interpretaciones de Richard Griffiths y Radcliffe.
Tiempo después, el actor manifestó sus deseos de volver a trabajar en Broadway y declaró que estaba tomando clases de canto para una posible obra musical. En octubre de 2009 se confirmó que Radcliffe aparecería en la obra How to Succeed in Business Without Really Trying, interpretando a un limpiaventanas que acaba dirigiendo una importante empresa.

En el año 2013. Radcliffe volvió al teatro con la comedia obscura "The Cripple of Inishmaan" de Martin McDonagh, interpretando al personaje "Cripple" Billy Claven.

Televisión

Daniel Radcliffe como John Kipling en "My boy Jack"
En el año 2006, Radcliffe apareció en un episodio de la segunda temporada de Extras, una comedia televisiva en que aparecen regularmente invitados famosos interpretando parodias de sí mismos. En su paso por la serie, Radcliffe jugó con la típica imagen del niño estrella malcriado y construyó una caricatura de sí mismo, retratándose como un adolescente obsesionado tanto con los cigarros como con el sexo. Uno de los gagsdel episodio lo mostró jugando con un preservativo que terminó sobre la cabeza de la actriz Diana Rigg.

Su siguiente trabajo para la televisión inglesa se produjo en 2007, cuando filmó el drama My Boy Jack para ITV. El telefilme se estrenó en Gran Bretaña el domingo 11 de noviembre de 2007, fecha del Remembrance Day o Día del Armisticio, y el 19 de noviembre del 2007 fue comercializada en formato DVD; por otro lado, la película se estrenó en las pantallas de Estados Unidos el 20 de abril de 2008. En la película, Radcliffe interpretó a John Kipling –alias Jack–, quien fuera el hijo del escritor Rudyard Kipling. Según la película, el personaje se enlistó y combatió en la Primera Guerra Mundial para hacer su propio camino y separarse de la fama de su padre, pero terminó desapareciendo en las trincheras durante una batalla. Para el actor hubo un especial interés tanto por el período histórico en que transcurre la película como por el personaje y los paralelos de su biografía con la situación de los combatientes en Irak.

En el Reino Unido, tanto los periódicos The Daily Telegraph como The Independent elogiaron la realización del telefilme y las interpretaciones. La película no fue bien acogida por The New York Times en su transmisión por las pantallas norteamericanas, sin embargo, en otros medios del mismo país las críticas fueron favorables.

Otros papeles

Entre el rodaje de la cuarta y quinta película de Harry Potter, Radcliffe decidió trasladarse a Australia para filmar una película independiente, December Boys, del realizador australiano Rob Hardy. El anuncio del nuevo proyecto se hizo oficial el 15 de junio de 2005, mismo año en que comenzó el rodaje. En la película, el actor interpretó a Maps, uno de los cuatro huérfanos que viajaban a la costa australiana durante el período de vacaciones. Allí, el muchacho se encuentra con Lucy –Teresa Palmer–, la chica que se convierte en su objeto de deseo. En su opinión, el personaje no era el prototipo de adolescente rebelde y ante las comparaciones entre el huérfano de esta película y el que concibió J. K. Rowling en sus novelas, el actor declaró que «Harry es de protestar mucho más mientras que Maps no tiene mucho contra lo cual despotricar, excepto él mismo».

El rodaje de la cinta se realizó en seis semanas y costó sólo 4 millones de dólares. Para poder desempeñar su papel, Radcliffe tuvo que aprender el acento australiano. Sin embargo, la película tuvo una acogida dispar, al igual que el trabajo del actor.
En 2012 interpretó a Arthur Kipps en la película The Woman in Black, un remake de la película homónima de 1989 a su vez, basado en una novela de Susan Hill.
En el 2013 realizó “Amores Asesinos” (Kill your darlings), Horns y Amigos de Más, una producción candiense.

Próximamente Daniel estrenará dos películas más, en 2015 será Victor Frankstein y en 2016 podremos verle en la segunda parte de Now you see me: The Second Act.


Sin duda alguna Daniel ha cerrado muchas bocas ya que, lejos de ser el típico niño de un solo éxito, ha demostrado querer trabajar como actor, formándose  y aceptando todo tipo de papeles que ponen a prueba su capacidad como actor demostrando lo polifacético que es y que hay vida después de un papel tan importante como el de Harry Potter.


Comentarios