Cómo conocí a vuestra madre

FICHA TÉCNICA

Título original: How I met your mother

Año: 2005

Duración: 20 minutos

Temporadas: 9

País: EEUU

Director: Carter Bays (Creator), Craig Thomas (Creator), Pamela Fryman, Rob Greenberg, Michael J. Shea

Guión: Carter Bays, Craig Thomas, Chris Harris, Kourtney Kang, Stephen Lloyd, Jamie Rhonheimer, Matt Khun, Joe Kelly

Música: John Swihart

Fotografía: Chris La Fountaine

Reparto: David Duchovny, Gillian Anderson, Mitch Pileggi, William B. Davis, Robert Patrick, Nicholas Lea, Tom Braidwood, Dean Haglund, Bruce Harwood, Annabeth Gish, John Neville, Don S. Williams, James Pickens Jr., Chris Owens, Mimi Rogers, Jerry Hardin,Steven Williams, Laurie Holden
Productora: Emitida por la cadena CBS
Género: Comedia. Sitcom.

Sinopsis: Ted (Josh Radnor) les cuenta a sus dos hijos cómo conoció a su madre y cómo fue su vida hasta que, por fin, encontró el amor verdadero. Contó para ello con la ayuda de su amigo Barney (Neil Patrick Harris), un joven algo extravagante, adicto a los somníferos y muy hábil para conocer mujeres. Cuando Ted conoce a Robin (Cobie Smulders), una impresionante joven canadiense que acaba de mudarse a Nueva York, está completamente seguro de que es amor a primera vista. (FILMAFFINITY)

OPINIÓN PERSONAL

Cómo conocí a vuestra madre es esa típica serie de situación que te hace reír a mandíbula batiente. En este caso, se trata de una comedia divertida y fresca con cierto toque surrealista que es lo más gracia me ha hecho desde que empecé a verla hace unos añitos ya.


El reparto es uno de los alicientes para ver esta divertida serie, pues entre ellos existe una química que deja claro que son amigos más allá de la serie. Neil Patrick Harris está soberbio en el papel de Barney, el eterno mujeriego. Le echaré mucho de menos, ya que era un portento: divertido, espontáneo y (a veces) ridículo. Pero a pesar de ello, creo que perdió cierto encanto a partir de la tercera temporada, aunque luego intentó remontar un poco, cosa que no terminó de conseguir y que me da pena.


Por otro lado, la serie tiene unos tintes románticos enormes, lo que hace que los más rosas no pierdan nada por verla, sino todo lo contrario. Aunque, en ocasiones (sobre todo en la última temporada) se viven algunos momentos dramáticos que le dan una tensión que es necesaria entre tanta risa enlatada y broma fácil.

Al tratarse de una serie tan larga, es lógico que haya perdido cierta calidad a lo largo del tiempo, pero creo que más o menos ha sabido mantener el mismo tono de siempre hasta el final. Y, precisamente, el final es un tema que ha dado que hablar entre los seguidores de la sitcom, pues muchos no han quedado contentos con él. Por mi parte creo que es bastante coherente, aunque un tanto triste y serio, quizás le falte algo, pero no deja de ser una conclusión bastante decente.


Todas las series acaban y CCAVM no iba a ser una excepción. Lo que ocurre es que de una serie que has llevado contigo tanto tiempo, esperas un final hecho a tu medida, y eso, lamentablemente, no puede ser.

Nota: 8, una serie muy divertida y llena de puntos y momentos memorables.

Comentarios

  1. A mi el final no me pareció malo, más bien al contrario. Además de dramático, es coherente y está bien llevado, no solo con Ted, sino también con respecto a los otros personajes principales.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario