domingo, 25 de mayo de 2014

Reseña Guía del Autoestopista Galáctico

Título Original: The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy

Autor/Autora: Douglas Adams

Editorial: Anagrama

Sinopsis: Un jueves a la hora de comer, la Tierra es demolida para poder construir una nueva autopista hiperespacial. Arthur Dent, un tipo que esa misma mañana ha visto cómo echaban abajo su propia casa, considera que eso supera lo que una persona puede soportar. Arthur huirá de la Tierra junto a un amigo suyo, Ford Prefect, que resultará ser un extraterrestre emparentado con Zaphod Beeblebrox, un pirata esquizoide de dos cabezas, en cuya nave conocerá al resto de personajes que lo acompañarán: un androide paranoide y una terrícola que, como él, ha logrado escapar. Douglas Adams fue el creador de toda una serie de manifestaciones de la Guía del autoestopista galáctico: primero fue novela radiofónica, luego se convirtió en libro, series televisivas y teatrales, un juego de ordenador, cómics y toallas de baño. La película ascendió hasta las cumbres de la producción cinematográfica. Esta edición cuenta con entrevistas y materiales a partir del rodaje de la misma. (http://www.casadellibro.com)

OPINIÓN PERSONAL

Hilarante, creo que esa es la palabra que mejor define este libro tan original. Aunque no es lo único que ofrece una de las novelas más frikis de la historia. Con un lenguaje sencillo y directo, la historia se complementa con la guía del autoestopista galáctico, una serie de conocimientos que debe conocer quien decida hacer autostop en el espacio.

Mientras que la historia principal se centra en Arthur y su periplo desde que deja la tierra tras haber sido destruida, la guía hace un pequeño y divertido resumen de detalles del universo. La obra de Douglas Adams nos trae momentos tan míticos como la gran pregunta y la utilidad que tiene una toalla cuando viajas por la galaxia.

Divertido, ácido, surrealista, Adams nos muestra un mundo desconocido lleno de elementos cotidianos que conjugan a la perfección con los esperpénticos personajes que se unen en las páginas: Arthur Dent, el terrícola que no para de sorprenderse con lo que ocurre, el ocurrente Ford Prefect o el bipolar Zaphord Bleebebrox. Junto a una humana listilla que se hace llamar Trillian y un robot con trastornos mentales, conforman una tripulación de lo más variopinta.

En general, el libro me ha gustado mucho y lo recomiendo, porque ha llegado a convertirse en una obra de culto. También en parte gracias a la película protagonizada por Martin Freeman (Bilbo en El Hobbit y el paciente doctor Watson en Sherlock) y Zooey Deschanel (la divertida Jess Day de New Girl). Por ello, y por ser hoy el día de la Toalla (y del Orgullo Friki, además de la conmemoración del estreno de Star Wars Episodio 1: Una nueva esperanza) en el blog hemos querido traeros este libro en nuestra sección Bibiloteca. Espero que os haya gustado.

Nota: 8. “A veces un libro debe entretener y hacerte sonreír. Este lo ha conseguido conmigo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario