El estilo de… Keira Knightley

Quien me conoce sabe de sobra que por esta chica siento absoluta debilidad. Durante años la han criticado por su delgadez y la han acusado de fomentar una imagen anoréxica, y estoy totalmente de acuerdo en que ha tenido épocas en las que presentaba una figura enfermiza (“casualmente” siempre coincidentes en el tiempo con sus rupturas sentimentales). Sin embargo creo y no me cansaré nunca de repetir que, desde que saltó a la palestra hace ya más de diez años, esta bellísima inglesa ha sabido transmitir su desbordante estilo, su fresca personalidad y su increíble talento interpretativo.



Su nombre empezó a sonar con fuerza tras dar vida a Elizabeth Swann en la franquicia Piratas del Caribe, pero ella ya había sido la “doble” de Natalie Portman en Star Wars Episodio I, y es que en aquella época el parecido entre ambas era asombroso. A partir de ahí, le llueven los buenos papeles, como el de Elizabeth Bennet en Orgullo y Prejuicio, que la convertirán en objetivo de los flashes y le valdrán sus primeras nominaciones… además de convertirla en icono de estilo. Para mí se han convertido en inolvidables los looks que lucio en la premiere de la película en Londres y en la gala de los Oscars:




Este último le hace ganarse la fama de ser una de las mejores vestidas de la alfombra roja. Fama que le ha acompañado a lo largo de todos estos años.





Keira se ha hecho especializado en papeles de época, y es que posee una belleza atemporal que la hace perfecta para estos. En la película basada en la obra de Ian McEwan Expiación, luce el que se ha convertido en una de los vestidos más hermosos e icónicos de la historia del cine.


Y desde que en 2007 se convirtiera en la imagen de la fragancia Coco Mademoiselle de Chanel, la actriz se ha convertido en una de las mejores representantes de la firma.



Sin embargo, Keira es una chica bastante sencilla que huye de los artificios del mundo del cine. Un ejemplo de ello es que, para su propia boda, eligió un vestido que ya había usado en una ocasión anterior y, meses después, volvió a lucirlo en un evento.


Es por esa sencillez que la caracteriza que podemos usar sus looks de diario para inspirarnos a la hora de elegir los nuestros. Yo me identifico muchísimo con su estilo y me veo reflejada en muchísimos de sus outfits. Os muestro algunos ejemplos que podéis usar como referencia.

Vestidos floreados para salir a pasear


Looks de falda para ir a currar a la oficina


Cómoda de shopping con amigas


Chamarreta vaquera para salir a cenar


En vaqueros para hacer un viaje


Pues sí, me declaro muy fan de Keira Knightley y, si bien le debe su fama a un boom adolescente pasajero (cada año tiene a su musa: el 2013 fue de Jennifer Lawrence y el 2014 de Shailene Woodley… la industria siempre busca al icono adolescente del año), estoy convencida de que, en su madurez, esta actriz aún tendrá muchísimo más que ofrecernos.

(By Karian Lemorak)

Comentarios