Wraith, el Olvido

Inauguramos esta sección hablando de uno de mis juegos de rol favoritos y el que me estoy leyendo para poder dirigirlo, se trata de Wraith, El Olvido. En este juego, interpretas a un fantasma (de hecho la palabra inglesa wratih significa precisamente eso) que aún tiene asuntos pendientes en el mundo de los vivos (o las tierras de la piel) y se aferra a ellas desesperadamente.

Lo que conecta a uno de estos espíritus con los vivos son las pasiones y los grilletes, los sentimientos y los objetos y personas que una vez significaron algo para ellos. Amor, odio, celos son pasiones, mientras que una esposa, un hijo e incluso un libro sin grilletes.

A pesar de estar cerca de todo lo que ama, un wraith (a no ser bajo ciertas circunstancias) no puede acceder a ellas, puesto que está separado de ese mundo por una extraña membrana llamada manto. Desde su lado de la barrera, en el mundo subterráneo, el fantasma se encuentra en un lugar hostil y duro al que enfrentarse, con espectros y demás fauna a la que enfrentar y dotado con unos poderes específicos de los fantasmas.

Aunque si obviamos las facciones, los monstruos, la jerarquía de este mundo tan diferente al nuestro, y a la vez tan parecido, el wraith debe enfrentarse a su peor enemigo: La Sombra, la parte negativa de toda persona, que en el mundo de los espíritus  toma consistencia como una voz que nunca se calla dentro de la cabeza del fantasma.

En cuanto al juego en sí mismo, es una creación de la Factoría de Ideas, creador de obras como Vampiro la Mascarada y Mago La Ascensión, entre otros. Utiliza dados de diez y los poderes de los wraiths son los arcanoi. Aunque la mayor peculiaridad es que el jugador (además de su propio personaje) maneja a la sombra de otro jugador.

Este juego crea una atmósfera única e irrepetible y a pesar de ser un juego con 15 años, sigue estando de plena actualidad, pues habla de las pasiones más oscuras del ser humano y del miedo que siempre ha tenido el hombre a la muerte, a qué habrá detrás. Capta a la perfección la degradación de la psique por la sombra y la capacidad de los sentimientos de ser capaces de ir más allá que la muerte.


Comentarios